miércoles, 26 de septiembre de 2012

El trading es una carrera de fondo.


     Tu experiencia como trader tiene los días contados si las prisas y la ansiedad, son los protagonistas principales de la puesta en escena de tus operaciones con la pretensión de hacerte rico aceleradamente. Esta es una carrera de fondo. Se tardan años hasta conseguir ser un trader consistente, si antes no has perecido en el intento porque las pérdidas hayan finiquitado tu capital, una herramienta imprescindible para desarrollar nuestra actividad. Decía Kostolany que, "el dinero que se gana en la bolsa es el salario del dolor, primero debes perder dinero y luego comenzarán las ganancias". Para ser un trader consistente, es necesario encontrar una estrategia que funcione y seamos capaces de aplicar porque se adapte como un guante a nuestra personalidad y al mismo tiempo, tenemos que trabajar nuestra psicología para ser capaces de desarrollar nuestro plan de trading sin interferencias emocionales. Y os lo puedo asegurar, encontrar tu estrategia adaptada (plan de trading) y prepararte psicológicamente para la operativa, no se consigue en unos meses.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Buscando el efecto trinquete en nuestra cuenta de trading.

¿Conocen el artilugio?. Este permite que el giro se pueda realizar en una sola dirección, el que indica la flecha verde, y no es posible realizar un giro opuesto, el que indica la flecha roja. Bueno, a decir verdad, en el sentido del giro bloqueado nos permite realizar un pequeño movimiento, el que va desde un extremo a otro del mismo diente. ¡Quedense con esto!

sábado, 8 de septiembre de 2012

Ante todo, debemos ser traders responsables.

Nuestro primer objetivo como traders debe ser proteger el capital. Cuesta mucho ganar un salario, y más en los tiempos que corren, como para que lo dilapidemos tradeando como perfectos ludópatas cuando lo que verdaderamente hay que hacer es implementar criterios de rigurosa profesionalidad, y para ser profesionales lo primero es aprender. A esta actividad, no nos podemos acercar como el que se arrima a una máquina "tragaperras". Si en estas, las lucecitas y la música te incitan a seguir jugando, aún sabiendo que la esperanza matemática de estos juegos es negativa para el jugador y positiva para el dueño del artilugio, en el trading, son los brokers los que con su publicidad engañosa animan y persuaden continuamente a que nuevos individuos se incorporen frenéticamente a esta actividad con el gancho de conseguir un dinero de forma fácil y rápida.