sábado, 16 de marzo de 2013

Conjugando Trading y Aleatoriedad

Que las cotizaciones de los productos y subproductos financieros se mueven con altas dosis de aleatoriedad es una evidencia irrefutable y este axioma se hace más evidente a medida que el plazo de predicción lo vamos acortando. De ahí esta inteligente frase:  "No sé si los próximos 1.000 puntos del Dow Jones serán hacia arriba o hacia abajo, pero estoy seguro de que los próximos 10.000 serán hacia arriba" (Peter Lynch). 

Si intentamos predecir lo que hará el próximo tic de cualquier cotización, como solo pueden ocurrir dos cosas: subir o bajar, tenemos el 50% de probabilidades de acertar y, evidentemente, con estas probabilidades nuestro resultado final será cero, ¡perdón!, será menos algo, no olvidemos que matematicamente la bolsa es un juego de suma negativa, porque lo que unos ganan otros lo pierden, pero el broker siempre se lleva su comisión o margen.  Ahora bien, si en vez de intentar adivinar lo que hará el próximo tic, nos preocupamos de encontrar patrones de comportamiento de las cotizaciones en plazos algo más largos que el tic y observamos que la probabilidad de que ocurra lo que deseamos es mayor utilizando estos patrones, ya podemos felicitarnos porque desde ese momento estamos sentando las bases para empezar a obtener beneficios con el trading. 

Así pues, en el negocio del trading se trata de que cada trader encuentre, en el plazo que crea conveniente, el patrón de comportamiento en el que las cotizaciones tienen más probabilidades de comportarse como deseamos y en consecuencia el resultado de las operaciones, un conjunto amplio de ellas, arrojan una esperanza matemática positiva. Esto es, nada más y nada menos, todo lo que necesitamos, y cada cual, tiene que encontrar la fórmula que  le proporcione esta ventaja y con la que se encuentre cómodo operando. De esta manera, lo que puede ser 100% aleatorio, podemos convertirlo en un "no totalmente aleatorio" proporcionándonos la ventaja que necesitamos para ganar.

Esta ventaja que buscamos los traders para incorporar en  nuestro sistema de trading, es la que encontró el casino en el juego de la ruleta al añadir un número más a los treinta y seis números que existían,  el cero, número con el que juega la banca y que hace que se pongan las probabilidades de ganar a favor del casino, concretamente la probabilidad es 1/37, que supone una esperanza matematica positiva del 2,7% de lo que se juega sobre la mesa. Para un trader, encontrar y operar con un sistema que  le proporcione esperanza matemática positiva, es como añadir el cero que necesita en su ruleta, el sistema de trading, para convertirse en banca y no ser jugador de casino y es nuestra obligación y responsabilidad no operar en el mercado real hasta que hayamos encontrado  este sistema y seamos capaces de ejecutarle con perseverancia y disciplina.

Los mercados pueden ser aleatorios pero con un sistema, el trading deja de ser aleatorio y lo convertimos en probabilistico, de tal manera que, manejando el riesgo y el dinero de una manera adecuada, en un conjunto amplio de operaciones los resultados estarán de nuestra parte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario