miércoles, 5 de mayo de 2010

LAS DUDAS DE MARIO AL OPERAR CON SU SISTEMA DE TRADING

Mario es un amigo que disfruta con la bolsa y me dice que en sus operaciones pone la cabeza y no el corazón. Mario dispone de un plan de Trading que probó con datos históricos y empezó a operar de forma real. Con las operaciones reales hasta la fecha, el sistema de Mario arroja la siguiente estadística:

SUMA GANANCIAS : 4.204,84
SUMA PERDIDAS : -991,82
RESULTADO NETO : 3.213,02
ESPERANZA MATEMÁTICA : 6,02%
MÁXIMO DRAW DOWN: -361,75
RIESGO DE RUINA (PERDIDA 10%) P/10^6 : 0,53203
OPERACIONES POSITIVAS : 32
OPERACIONES NEGATIVAS : 7
MEDIA OPERACIÓN POSITIVA :6,04%
MEDIA OPERACIÓN NEGATIVA : -5,94%
FIABILIDAD : 82,1%
RATIO GANANCIA/PERDIDA : 4,24
RATIO RECOMPENSA/RIESGO: 8,88
RATIO GAN MEDIA/PER MEDIA :1,02
TIEMPO MEDIO OPERACIÓN :17,69
ROTACIÓN ANUAL DEL CAPITAL : 15,6
VOLUMEN DE OPERACIONES :90.152
COMISIONES Y CÁNONES : 509
COSTE OPERACIONES SOBRE VOLUMEN : 0,56%
NUMERO DE OPERACIONES : 39
TAMAÑO MEDIO POR OPERACIÓN : 2.312 €
MARGEN SOBRE VOLUMEN: 3,6%
RENTABILIDAD : 24,65%
RENTABILIDAD ANUALIZADA : 36,36%



Con esta estadística mi amigo Mario pensaba que tenía una máquina de fabricar billetes, pero por caprichos de la bolsa, que de por sí es niña caprichosa, en las últimas operaciones que tiene abiertas, la estadística es de las operaciones cerradas, va perdiendo más de 1.000,00 € y no comprende por que su sistema le está abandonando de esta manera. El sistema de Mario es como el desodorante, te abandona cuando más le necesitas.
Vamos a intentar buscar algunas explicaciones que puedan ayudar a mi amigo Mario a operar mejor con su sistema.
Primera: La estadística está referida a 39 operaciones realizadas. Son demasiadas pocas operaciones como para llegar a la conclusión de que el sistema generará beneficios de forma consistente.
Segunda: La fiabilidad es muy alta, el 82,1%, pero esta puede ser fruto de la casualidad ya que en un número tan pequeño de operaciones han podido coincidir buenas rachas de operaciones ganadoras.

Tercera: El ratio ganancia media/pérdida media es muy bajo, 1,02, y esto hará que cuando la fiabilidad se aproxime a su estado natural, ligeramente superior al 50%, apenas obtengamos resultados en nuestras operaciones.

Cuarta: El riesgo de ruina, habiendo definido ruina como la pérdida de un 10% de nuestra cuenta, es relativamente bajo, 0,53 caso probable entre un millón, es decir, tenemos menos de una posibilidad de que perdamos el 10% de nuestra cuenta entre un millón. Pero este dato puede aumentar de forma muy significativa a medida que la fiabilidad se acerque a su posición natural. Si la fiabilidad fuera del 52% este ratio subiría hasta 2074 casos probables entre un millón.

Quinta: La esperanza matemática es excelente, el 6,02%, es decir en cada operación tenemos una ganancia media del 6,02% del capital invertido en ella. Pero con este ratio nos pasa lo mismo que con los ratios anteriores, esta hiper influenciado de forma positiva por la fiabilidad del sistema que es excelente pero que consideramos poco consistente en el tiempo.

Sexta: Preguntado a mi amigo Mario que uso hacía de los stop loss, me contestaba: "Este es un gran dilema para mi, pues al moverme con márgenes tan pequeños de beneficios por operación, una media del 6%, fijo un Stop loss mental si el valor baja en torno al 3%. Pero casi nunca soy capaz de ejecutarle, de tal forma que la media de las operaciones perdedoras se sitúan en el 5,94%. A demás las operaciones que actualmente están abiertas pierden de media en torno al 7,5%".

Séptima: Mario toma beneficios por el miedo a perder lo conseguido y no los deja correr, con ello consigue una alta fiabilidad pero desaprovecha cualquier posibilidad de buena ganancia que le brinde el mercado. A la larga lo pagará caro.

CONCLUSIONES:

Primera: Mi amigo Mario ha tenido suerte. La fiabilidad del sistema con las operaciones realizadas es muy alta, pero no puede ser consistente en el tiempo. Mario debe pensar que esa fiabilidad irá bajando a medida que el número de operaciones aumente y en consecuencia, la única manera que tiene para seguir ganando dinero en la bolsa es hacer que el ratio Ganancia Media/Perdida Media esté en el entorno de 2 y no de 1 como en la actualidad.

Segunda: Mi amigo Mario, aunque el no lo reconozca, es algo emocional. No sabe cortar las pérdidas a tiempo ni deja correr los beneficios posibles. Esto lo demuestra el hecho de la paridad existente entre la ganancia y la pérdida media por operación. Mario debe perfeccionar la aplicación de los stop loss y la recogida de beneficios.

Tercera: Mario tiene que asumir que equivocarse en las operaciones es frecuente en este negocio y que ello no debe importarle. Que lo verdaderamente importante es que cuando acierte gane bastante más que cuando se equivoque. Este bastante más debería estar entre 2 ó 3 veces las ganancias con respecto a las pérdidas.

CONSEJO:

Me atreveré a darle un consejo a Mario. Como es mi amigo, si le va mal me lo sabra perdonar y si le va bien sabrá como agradecérmelo. A partir de ahora Mario aplicará mi consejo y se compromete a utilizar stop loss, no mentales si no reales, tanto para cortar las pérdidas como para recoger beneficio, y el stop loss lo fijará en función del ATR de cada valor. Cuando lleve operando así una temporada, analizaremos la estadística del sistema de Mario.





miércoles, 14 de abril de 2010

ESTADISTICA UTIL DE LOS SISTEMAS DE TRADING

Para analizar un sistema de trading y poderle mejorar en el futuro es conveniente y necesario conocer sus datos estadísticos. Pero ¿Que parámetros nos interesa conocer de un sistema de trading?. A continuación vamos a exponer y analizar los parámetros que controlamos en nuestro sistema de trading:
Suma de Ganancias: Es la suma de las ganancias obtenidas en las operaciones ganadoras.
Suma de Pérdidas: Es la suma de las pérdidas obtenidas en las operaciones perdedoras.
Resultado Neto: Es la diferencia entre la suma de ganancias y la suma de pérdidas. Como tanto en la suma de ganancias como en la suma de pérdidas están incluidas las comisiones y cánones al resultado le llamamos neto al estar deducidos los gastos ocasionados para realizar las operaciones.
Operaciones Positivas: Es el número de operaciones que han resultado con ganancias.
Operaciones Negativas: Es el número de operaciones que han resultado con pérdidas.
Media por Operación Positiva: Lo expresamos en % y es la suma de las ganancias dividido por el número de operaciones positivas.
Media por Operación Negativa: Lo expresamos en % y es la suma de las pérdidas dividido por el número de operaciones negativas.
Fiabilidad: Es el número de operaciones positivas dividido por el total de las operaciones realizadas por el sistema expresada en %.
Fallos: Lo expresamos en % y es el número de operaciones negativas dividido por el total de las operaciones realizadas.
Máximo Draw Down: Es la máxima bajada de nuestra cuenta de trading hasta que esta vuelve a alcanzar un nuevo máximo. Mide el riesgo del sistema.
Esperanza Matemática: La expresamos en % y es la ganancia media por operación que esperamos de nuestro sistema de trading. Para su cálculo multiplicamos la fiabilidad del sistema por la media de las operaciones positivas y a este resultado le restamos el producto de los fallos del sistema por la media de las operaciones negativas.
Riesgo de Ruina: Elegimos que existe ruina cuando perdemos el 10% de nuestra cuenta de trading y es la probabilidad que tenemos aplicando nuestro sistema de que esto ocurra, sabiendo que es un número elevado a una potencia. Lo calcularemos teniendo en cuenta que cada posición no puede ser superior a 1/5 de nuestro capital operativo de la siguiente forma: el número no es otro que el % de fallos del sistema y la potencia es 5*(0,1/média por operación negativa).
Ratio Ganancia/Pérdida: Es la suma de ganancias dividido por la suma de pérdidas y nos dice el número de éuros que ganamos por cada éuro que perdemos.
Ratio Recompensa/Riesgo: Es el resultado neto dividido por el máximo draw down. Nos dice los euros ganados por cada euro arriesgado.
Ratio Ganancia Media/Pérdida Media: Resulta de dividir la ganancia media por operación entre la pérdida media. Es un ratio que no nos dice mucho si no lo relacionamos con la fiabilidad.
Tiempo Medio por Operación: Siempre es conveniente conocer el tiempo medio que tenemos nuestro capital sometido a riesgo.
Rotación Anual del Capital: Es el número de veces que se invierte nuestro capital inicial a lo largo del año.
Volumen de Operaciones: Es la suma de las operaciones de ventas realizadas en un periodo determinado.
Coste de las Operaciones Sobre Volumen: Es el porcentaje que supone el coste de las operaciones sobre el volumen de las mismas. Nos indica el peso de los gastos sobre las operaciones.
Margen Sobre Volumen: Es el % de ganancia sobre el volumen total de las operaciones.
Rentabilidad: Es el % que representan los beneficios obtenidos sobre el capital inicial del periodo.
Rentabilidad Anualizada: Es el % anual que representan los beneficios sobre el capital inicial del periodo. Nos irá reflejando a lo largo del periodo si conseguiremos nuestro objetivo anual de beneficios.

miércoles, 31 de marzo de 2010

LA ECUACION FUNDAMENTAL DE LOS SISTEMAS DE TRADING

Dos son los parámetros que determinan que un sistema de Trading se convierta en ganador o perdedor. Estos son la fiabilidad del sistema y la relación entre la ganancia media y la perdida media. De tal forma que si un sistema tiene una fiabilidad del 50% y la relación entre ganancia media y pérdida media es igual a la unidad, el sistema es neutro y no producirá ganancia alguna.

Trabajemos con un ejemplo para aclarar ideas: Supongamos que hemos realizado 100 operaciones y que para que se cumpla la premisa anterior de las 100 operaciones 50 fueron ganadoras y 50 perdedoras. En las operaciones positivas hemos ganado 50 euros de media y en las operaciones negativas hemos perdido 50 euros de media, el cálculo final de nuestro beneficio sería B = (50x50) – (50x50) = 0. Trabajar con un sistema que arroja dicha estadística solo produciría beneficios a nuestro broker.

Vamos a trabajar con porcentajes en la fórmula anterior y así calcularemos la Esperanza Matemática del sistema. EM = (0.5x0.1) – (0.5x0.1) = 0. En la fórmula anterior el primer paréntesis representa las operaciones ganadoras, es decir el 50% de operaciones tienen una ganancia media del 10% y el segundo paréntesis representa las operaciones perdedoras, el 50% de las operaciones tienen una pérdida media del 10%, obteniendo una esperanza matemática de ganancia de 0, es decir nada.

Así pues, concluimos con este ejemplo que para que un sistema sea ganador su esperanza matemática ha de ser superior a 0, es decir debe tener esperanza matemática positiva y la única manera de conseguirlo es haciendo que el primer paréntesis sea mayor que el segundo: (F x %Gm) > ((1-F) x %Pm). Esto es: la fiabilidad del sistema multiplicado por el porcentaje de ganancia media ha de ser mayor que los fallos del sistema multiplicado por el porcentaje de pérdida media.

Supongamos que el sistema arroja una fiabilidad del 50% pero que la relación entre ganancia media y pérdida media es de 2, es decir ganamos el doble cuando ganamos que cuando perdemos. La esperanza matemática sería: EM = (0.5 x 0.1) – (0.5 x 0.05) = 0.025, es decir una esperanza matemática del 2,5% de ganancia en cada una de las operaciones que realicemos. Ahora bien, si la esperanza matemática es mayor que cero, ¿la máxima ganancia que puede alcanzar el sistema se consigue empleando el total del capital disponible en cada operación o es más provechoso emplear solo parte del mismo en cada una de las operaciones? Esta es la cuestión sobre la que queremos reflexionar ahora.

Para ahondar en esta reflexión solo debemos fijarnos en el segundo término de la ecuación, es decir en las operaciones perdedoras, pues si a ciencia cierta todas fuesen operaciones ganadoras siempre nos interesaría emplear el 100% de nuestro capital en cada operación. Por otro lado es conveniente que observemos detenidamente la siguiente serie de operaciones: 100/(100-5)=5,26%; 100/(100-10)=11,11%; 100/(100-15)=17,65%; 100/(100-20)= 25%; 100/(100-50)=100%, esta serie nos viene a decir el porcentaje de ganancia necesaria para recuperar una pérdida de un % determinado, así una pérdida de un 10% se recupera con una ganancia del 11,11% y para recuperar una pérdida del 50% necesitaríamos una ganancia del 100%. Observamos que a medida que aumenta el porcentaje de nuestra pérdida crece considerablemente el porcentaje de ganancia que es necesario obtener para devolver nuestro capital a su estado original, de tal forma que un sistema ganador en el largo plazo (muchas operaciones realizadas) puede convertirse en un sistema perdedor por que en un momento determinado tenga una serie de operaciones perdedoras lo suficientemente larga como para hacer poco viable nuestra recuperación o para provocar nuestra desesperación. Particularmente, entiendo que perder más de un 10% de nuestro capital por una serie consecutiva de perdidas, nos empieza a poner difícil el recuperarnos y conseguir los objetivos de beneficios que nos hemos marcado.

Ahora supongamos que empleamos el 100% del capital en cada una de nuestras operaciones. Si somos capaces de controlar la pérdida en el 2,5% necesitaríamos una serie de cuatro operaciones seguidas con pérdidas para bajar nuestra cuenta en un 10%. Matemáticamente:10/(2,5x1)=4; 10/(2,5x0,8)=5; 10/(2,5x0,6)=6,66; 10/(2,5x0,5)=8; 10/(2,5x0,4)=10. La serie anterior de cálculos nos indica el número consecutivo de veces que tenemos que perder (racha de pérdidas), para bajar nuestro capital total en un 10% dependiendo del porcentaje de nuestra cuenta que empleamos en cada posición. Así para un porcentaje del 60% necesitaríamos perder 6,66 veces seguidas para bajar nuestra cuenta en un 10% y necesitaríamos una racha de 10 operaciones con pérdidas si el porcentaje de nuestro capital empleado en cada una de nuestras posiciones es del 40%.

¿Que probabilidades tenemos de que aparezca una racha de pérdidas? Supongamos que nuestro sistema tiene una fiabilidad del 52%, matemáticamente (0,48)^10=0,06%; (0,48)^8=0,28%; (0,48)^5=2,55%. La serie de cálculos nos dice que con una fiabilidad del 52% la probabilidad de que aparezca una racha de perdidas de 10 operaciones es del 0,06%, del 0,28% de que aparezcan 8 operaciones seguidas con perdidas y del 2,55% de que la racha de pérdidas sea de 5 operaciones.

Si los Sistemas de Trading fueran estables, en la mayoría de los casos nos interesaría emplear el 100% de nuestro capital en cada una de las operaciones siempre que la esperanza matemática sea positiva. Cuando la esperanza matemática es positiva pero en pequeña cuantía y la pérdida media es muy superior a la ganancia media se consigue aumentar algo el capital empleando una parte de nuestro capital en cada una de nuestras operaciones. Pero el problema de fondo no es este, el verdadero problema es que no sabemos con certeza si una racha de pérdidas aparece por que está dentro de las probabilidades de un sistema estable o por el contrario, nuestro sistema está tornando a un sistema con esperanza matemática negativa. Esta es la razón por la que debemos controlar el riesgo y no asumir pérdidas que hagan mermar nuestra cuenta en más de un 10%.

Con todo esto concluimos que para obtener beneficios en este negocio es necesario en principio contar con un sistema que tenga esperanza matematica positiva, que hemos de conseguir que la fiabilidad del sistema sea lo más alta posible y sobre todo, por que es lo que podemos controlar, hemos de procurar que nuestra perdida media esté a la mitad de la ganancia media y cuando el sistema esté en una racha de pérdidas parar y analizar la situación antes de que esta se nos vaya de las manos.

domingo, 7 de marzo de 2010

EL TAMAÑO Y LA SALIDA DE LA POSICION

Antes de entrar en una posición el único elemento que podemos controlar para disminuir el riesgo y aumentar los beneficios en este negocio es fijar el tamaño adecuado de nuestra posición. Es decir, con que cantidad de nuestro Capital Disponible vamos a estar dentro de la bolsa, lo que vamos a llamar Capital Operativo. Una vez dentro, lo único que esta bajo nuestro control es la salida de la posición. Todos los demás elementos que intervienen para que nuestra posición se convierta en ganadora o perdedora escapan a nuestro control, no dependen de nosotros y nada podemos hacer por ponerlos a nuestro favor. Por tanto, debemos concentrar nuestra atención y realizar todo el esfuerzo en los dos únicos elementos que podemos controlar: El Tamaño de la Posición y la Salida.

El Tamaño de la Posición lo fijaremos de la siguiente manera: Elegiremos el nivel de "Riesgo Teórico" que queremos asumir con una nueva posición. Este riesgo teórico en nuestro operativa lo fijamos en el 1,5% de nuestro capital disponible, vemos el porcentaje de Draw Dawn que tenemos en la actualidad y calculamos el capital operativo multiplicando el capital disponible por el cociente del riesgo teórico y el draw dawn actual. Pero nuestro capital operativo no queremos emplearlo todo en un solo valor, si no que lo repartiremos entre varios valores. Para fijar la cantidad máxima que emplearemos en un valor utilizaremos su ATR. Esto es, dividiremos el riesgo teórico por el ATR de cada valor y obtendremos el porcentaje del capital operativo que emplearemos en un valor determinado.

La Salida de la Posición se efectuará atendiendo al cumplimiento de los objetivos, tanto de pérdidas como de beneficios. Nuestro sistema tiene establecido de forma estadística cual puede ser el objetivo y con que probabilidad puede cumplirse de forma que estableceremos como precio para salir de la operación aquel en el que al menos existe una probabilidad superior al 65% de cumplirse con un beneficio igual o mayor al 5%. Si la operación es perdedora daremos la orden para salir de la operación si esta cierra por debajo de un stop loss que fijaremos en un -2,5%.

Controlar lo que esta en nuestras manos es lo único que podemos hacer,y aprender a realizarlo de forma eficiente es lo que nos puede conducir a tener algo de éxito en este negocio.






sábado, 16 de enero de 2010

UNA ESTRATEGIA DE COBERTURA: MI PARTICULAR FORMA DE GESTIONAR LAS POSICIONES .

En mi operativa, he establecido que el tamaño de la posición en cada valor estará en función de su ATR, pero ahora reflexiono sobre lo siguiente: ¿cuantas operaciones tendré abiertas de forma simultanea?


Por características de mi personalidad, estoy dispuesto a ganar poquito a poco, pero no estoy dispuesto a sufrir en mi cuenta un Draw Down que supere los dos dígitos, por ello voy a utilizar una estrategia, que yo llamo de cobertura por apoyarme en las operaciones ganadoras para entrar con nuevas operaciones.

Según tengo establecido en mi plan de trading, salgo de las posiciones con beneficio en dos veces al 50% cada una, siempre y cuando el tamaño de la posición supere los tres mil euros, por aquello de la influencia de las comisiones, y por la lógica del sistema una posición del 50% con beneficios nos cubriría una posición de perdidas del 100%.

Como no estoy dispuesto a sufrir un Draw Down superior al 10% y en cada operación no estamos dispuestos a perder más del 2%, nos fijaremos en las últimas cinco operaciones (2x5=10), para determinar con cuantas posiciones estaremos dentro de forma simultanea, entendiendo que posiciones del 50% equivalen a media posición.

Así pues, nos fijaremos siempre en el número de operaciones ganadoras que existen en las cinco últimas operaciones. Siempre las cinco últimas. Si son cinco las operaciones ganadoras (del 50%), podemos tener cinco posiciones simultaneas (del 100%). Si de las cinco últimas operaciones solo tres fueron ganadoras, podemos tener solo tres posiciones (del 100%) de forma simultanea. Y si las cinco últimas operaciones fuesen negativas, no podríamos entrar con ninguna operación nueva en tanto existieran operaciones abiertas y cuando estas se cerraran solo con una operación, si las que se cierran resultan negativas.

Esta estrategia quizás no nos permita ganar el máximo posible, pero si nos limitará el riesgo hasta los niveles en que nos sentimos cómodos, y lo que es aún más importante, no nos minará la moral una racha de pérdidas. En un futuro analizaremos las bondades y maldades de esta operativa. Pero lo importante, ya lo hemos dicho, es sobre todo limitar nuestro nivel de riesgo.

viernes, 15 de enero de 2010

LA MAGIA DEL INTERES COMPUESTO


Si fuésemos capaces de obtener de forma consistente un 40% de rentabilidad anual negociando en la bolsa, podríamos acumular a lo largo del tiempo un capital importante. Eso es lo que pretendemos conseguir y nuestro objetivo es transformar nueve mil euros en un millón de euros, tal y como está planificado en el cuadro que hemos denominado "nuestro fondo de inversión" y que no es otra cosa que haber definido y plasmado nuestro OBJETIVO en esta aventura.


Demos un vistazo al cuadro de nuestro fondo de inversión: Esta experiencia fue iniciada en el año 2007, en ese año no fuimos capaces de conseguir extraer del mercado los tres mil euros que teníamos fijados como objetivo, así que estimando que los dos primeros años hay que considerarlos como fase de aprendizaje completamos con nuestros ahorros hasta llegar al capital final proyectado.


Durante el año 2008, teníamos que haber conseguido cuatro mil ochocientos euros, pero este objetivo no se ha cumplido hasta el 31-07-09, siete meses más tarde de lo previsto, por lo que nuestro próximo objetivo, que es extraer del mercado seis mil doscientos cuarenta euros tiene fijado como fecha de cumplimiento el 31-07-10. No sabemos si llegaremos antes o después, pero si nos ayudaremos con la magia del interés compuesto, esto es, reinvertiremos las plusvalías que vayamos obteniendo a lo largo de los ciclos tal y como lo tenemos definido en nuestro objetivo.