jueves, 10 de abril de 2014

El Zen y el Arte del Trading (II)


Continuando con las reflexiones sobre conceptos de Zen aplicados al trading, traducida y adaptada por Gabriel González, persona que no me es conocida, pero no obstante, nos está realizando una gran aportación, paso a transcribir las frases siguientes que recomiendo leer con detenimiento y releer de vez en cuando para interiorizar sus mensajes.

Conceptos de Zen aplicados prácticamente al trading: 

*Utiliza un sistema, una estrategia. Necesitas un sistema para poder hacer trading. Hay diferentes formas de aprender un sistema, puede ser por experiencia propia, la práctica en el simulador aprendiendo de los errores, conocimientos matemáticos y probabilísticos, aprender de otros traders, leer libros, tomar cursos, etc. Este sistema te dará el entendimiento intuitivo del trading, y una vez que poseas este sistema raramente debes desviarte de él. La mayoría de las veces hay una respuesta correcta para cada situación que emerge en el trading, debes encontrar por cualquier medio posible cuales son estas respuestas, y ajustar tu juego a ellas lo mejor posible. Esto es importante porque estas situaciones se presentan continuamente. Entre más te alinees a las operaciones estadísticamente perfectas, mejores resultados obtendrás. Si el sistema no está completo y tiene ciertas deficiencias o debilidades, estas debilidades emergerán eventualmente. Si esperas suficiente tiempo, los malos hábitos resurgirán. No es suficiente depender de la suerte o la esperanza para sobrepasar nuestras deficiencias en el trading. Estos pormenores deben ser atendidos. El sistema debe estar completo. "Una pequeña fuga hundirá un gran barco".

*Aprende de tus errores. Si realizas errores durante tu trading, repasa en tu mente y busca qué podrías haber hecho mejor o diferente. Normalmente hay algo que aprender de cada sesión. Por ejemplo, ¿duraste demasiado tiempo en una operación? ¿Fuiste demasiado agresivo o pasivo? ¿Operaste con la cantidad correcta? Frecuentemente este conocimiento se presenta en la forma de las cosas que NO debimos hacer. Trata de averiguar que fue lo que provocó la pérdida. Archiva mentalmente los errores y decídete a no repetirlos. No los aproveches para aprender las lecciones equivocadas como: "tuve mala suerte" o "soy un perdedor". Este es un error común. Algunos traders utilizan los errores para definirse ellos mismos, para castigarse. En cambio, utilízalos para alejarte de ellos. Aprende la lección correcta y proponte no repetirla. La verdad es que los errores no importan tanto si aprendemos de ellos. Analiza los errores, úsalos para ajustar tu trading y sobreponte y ejecuta mejores operaciones. El aprendizaje nunca termina. El camino continua con un sinfín de correcciones y ajustes continuos. El buen trader toma las pérdidas y los errores como una lección constante de ajustarse. El budista Zen diría que cuando incorporamos lecciones pasadas en el trading futuro, las pérdidas no son pérdidas, en cambio son escalones hacia un sistema correcto de trading. Las fallas, por su naturaleza, nos encaminan en otra dirección, alejándonos de las fallas. Debemos tratar estas lecciones neutralmente. Simplemente aprender de ellas. No las tomes demasiado a pecho o les pongas demasiada emoción. Cuando fallamos, es un progreso reconocer que fallamos. la práctica budista es darse cuenta que el éxito presente se debe a las cien fallas del pasado.

*Conoce todas las formas en que puedes perder. Es una manera de prevenir o minimizar las pérdidas. Si conocemos las formas en que podemos perder nos ayudará a identificar estas situaciones cuando se comiencen a presentar y podemos reaccionar antes de que se agrave la situación. Esto es importante, porque puede hacer la diferencia entre un mal día de trading y un desastre.

*Conoce el rango de situaciones que se pueden presentar en una sesión de trading. Además de conocer las situaciones de pérdida, sirve también de ayuda conocer lo que podemos esperar que suceda en la sesión, qué tan lento se puede poner en su peor punto, qué tan agitado, y por cuanto tiempo. Es importante para mantener un equilibrio mental. Ayuda a mantener un estado de Zen y compostura. Hay un número infinito de posibles resultados. Debemos estar conformes con todos ellos. No nos debemos frustrar o pensar que es algo inaceptable. Los mejores traders aceptan con calma cualquier resultado.

*No esperes una operación en específico. Los malos traders hacen esto comúnmente y son desbastados cuando no sucede. Están esperando la operación "milagro", y cuando nunca llega se decepcionan. Es mejor esperar que no llegue.

*No te sobreconfíes. No importa la bueno que creamos que somos, o cuanto tiempo de experiencia tenemos. No seas sobreconfiado, ególatra o arrogante. El golpe de mala suerte está siempre a la vuelta de la esquina y se puede presentar en cualquier momento. La arrogancia y el egocentrismo no tienen cabida cuando esto puede suceder. Debemos ser humildes. No te alces cuando las cosas marchan muy bien. La humildad es un aspecto central del Zen. "El orgullo es el fin de la inteligencia". Hay días en el trading en que parece nada funcionar, y esto puede durar un día, un mes, o indefinidamente. Mantente alerta, vigilante. La arrogancia no tiene lugar cuando esto puede suceder. "Hay un camino de subida y un camino de bajada".

*Aprende a evitar una racha perdedora. Detecta cualquier pista de que algo anda mal. Y me refiero a pistas tempranas. No esperes que perder 10 veces seguida sea tu PRIMERA pista. Una de las dificultades de una racha perdedora, es que no es racha hasta que es demasiado tarde. "La caída de una hoja anuncia la llegada del otoño".

*Despégate emocionalmente del mercado. El mercado no es más que un evento estadístico de larga duración que es mayormente predecible, con aberraciones ocasionales. Cada trader con experiencia sabe que si hoy pierde en la mejor entrada posible, la que le brinda las mejores posibilidades de éxito, en el futuro próximo esta oportunidad se presentará de nuevo y ganará. Por esto, enojarse, golpear la mesa, maldecir, etc., es inútil. De hecho es peor que inútil, porque las emociones aún candentes nos orillan a tomar malas decisiones en las operaciones subsecuentes (intentos de recuperarse rápidamente, o desquitarse con el mercado, o ganar todo en la siguiente operación, o tomar entradas mediocres por necedad, o cualquier variación de lo anterior). En tales circunstancias una nube de emociones se apodera del trader, controla su mente y afecta su sistema. Mantente desapasionado. Ponte como objetivo mantener una actitud tranquila y calmada. Esto es necesario para mantener el ambiente despejado, para poder leer las señales correctamente. Debes funcionar independiente de lo que suceda en el mercado. No dejes que tus operaciones sean determinadas por cambios de ánimo. Muchos aspectos del trading son sutiles y complejos, más de lo que aparentan. Existen muchas áreas grises, muchas decisiones marginales. Las emociones alteradas pueden definir estas decisiones marginales para el lado equivocado, hasta que se acumulen y conviertan en desastre. La habilidad para desapegarse y reponerse de las pérdidas es importante; la habilidad para desechar la última operación perdedora de la mente es crucial. Si esto no se hace, la mente tendrá como principio enfocarse en el enojo, solo identificará el enojo. ¿Como podría tomar decisiones precisas cuando el enfoque está en el enojo?. Un método de permanecer calmado es desapegándose emocionalmente. Ser tan indiferente al resultado de la operación como sea posible, sabiendo de antemano que habrá aberraciones. Enfócate en leer las gráficas correctamente, no en las fluctuaciones emocionales de la suerte. Es fácil, obviamente, mantener un estado de calma y relajación Zen cuando estás ganando. El truco es lograrlo cuando estás perdiendo.

Continuará............................


No hay comentarios:

Publicar un comentario