jueves, 2 de agosto de 2012

Ganadores, perdedores, prósperos y arruinados.


Transcribo un artículo del libro "Trading en la zona" de Mark Douglas, por lo interesante que me parece y por lo que nos puede enseñar para ser un trader consistente. Yo sigo en el ciclo del auge y la crisis. Todo lo que soy capaz de acumular en una racha ganadora, no soy capaz de conservar cuando las cosas empiezan a irme mal. Por ello es fundamental para mí y para todos los que os encontréis en mi situación investigar y aprender a ser consistentes en nuestra actividad de trading y creo firmemente que esta lectura puede ayudarnos. Es más, recomiendo que os leáis el libro que podéis encontrar gratuitamente en internet. Aprender de los errores y sobre todo aprender a tener una actitud ganadora será la clave de nuestro éxito.
"Se toma algún tiempo antes de que la mayoría de los traders, o tiren la toalla o averigüen la verdadera fuente del éxito. Entre tanto, algunos logran obtener suficiente del trading como para entrar en lo que se conoce comúnmente como el “ciclo del auge y la crisis”. Contrariamente a lo que pueda deducirse del ejemplo del trader novato, no todos tienen una actitud en sí negativa, por lo tanto, no están condenados a perder constantemente. Sí, es cierto que algunos pierden constantemente, a menudo hasta pierden todo o dejan de hacer trading porque no pueden tolerar más dolor emocional. Sin embargo, también hay muchos traders que son tenaces estudiosos del mercado y tienen una actitud suficientemente ganadora al entrar en el trading, de tal manera que, a pesar de las muchas dificultades, finalmente aprenden a hacer dinero. Pero, quiero enfatizar en esto, ellos aprenden cómo hacer dinero sólo en forma limitada, ya que todavía no han aprendido a contrarrestar los efectos negativos de la euforia o la forma de compensar el potencial de autosabotaje. La euforia y el autosabotaje son dos poderosas fuerzas psicológicas que tendrán un efecto muy negativo sobre usted. Sin embargo, son fuerzas por las que tiene que preocuparse solo cuando empiece a ganar, consistentemente, y eso si es un gran problema. Cuando está ganando, le preocupa menos todo lo que pueda significar un posible problema, especialmente cuando se siente algo tan bueno como la euforia. Una de las principales características de la euforia es que crea un sentido de suprema confianza en el que la posibilidad de que algo salga mal es prácticamente inconcebible. Por el contrario, los errores que resultan del autosabotaje tienen su raíz en una serie de conflictos que los traders tienen sobre si merecen el dinero o merecen ganar. Cuando están ganando son mas susceptibles a cometer la mayoría de errores, a lo largo de su trading: exceso de trading, abriendo posiciones demasiado grandes, violando sus propias reglas, o teniendo un comportamiento excesivamente imprudente. Incluso llegando al extremo de pensar que ellos son el mercado. Sin embargo, el mercado rara vez está de acuerdo, y cuando esta en desacuerdo, usted saldrá herido. La pérdida y el dolor emocional suelen ser significativos. Usted experimentará un auge, seguido por la inevitable crisis. Si tuviera que clasificar a los traders sobre la base del tipo de resultados que alcanzan, los pondría en tres grandes categorías. El grupo más pequeño, probablemente menos del 10 por ciento de los traders activos, son los ganadores constantes. Ellos tienen una curva de ganancia regularmente creciente con drawdowns relativamente pequeños. El drawdowns que ellos realmente experimentan es el tipo de pérdidas normales en las cuales incurre cualquier sistema de trading. No sólo han aprendido a hacer dinero, sino que ya no son susceptibles a las fuerzas y efectos psicológicos que dan origen al ciclo auge crisis. El siguiente grupo, consta de entre 30 y 40 por ciento de los traders activos, son perdedores consistentes. Sus curvas de ganancia son las imágenes en espejo de las curvas de los ganadores constantes. Pierden muchas operaciones mientras ocasionalmente ganan una.  Independientemente de cuánto tiempo hayan estado en el trading, hay mucho acerca de este que no han aprendido. Además o bien tienen ilusiones sobre la naturaleza del trading o se volvieron adictos a él, de tal manera que ser ganadores es prácticamente imposible para ellos. El grupo más numeroso, el 40 a 50 por ciento restante de los traders activos, permanecen en el ciclo "auge-crisis". Ellos han aprendido a hacer dinero, pero no han aprendido el conjunto de habilidades del trading que se necesita para mantener el dinero ganado. Por lo tanto, sus curvas de ganancia, típicamente se parecen a paseos en montaña rusa,  con un vistosa, estable y pronunciada subida, luego otro vistosa, estable y pronunciada caída. Y el ciclo de la montaña rusa sigue sin cesar. He trabajado con muchos trader experimentados que han tenido rachas de ganancias increíbles, a veces se pasan meses sin perder un día; tienen quince o veinte operaciones ganadoras seguidas que no es inusual para ellos. Pero, para los del ciclo auge-crisis, siempre, estas rachas terminan en enormes pérdidas como resultado de la euforia o del autosabotaje. Si las pérdidas son el resultado de la euforia, realmente no importa que tenga una racha con un número de operaciones ganadoras seguidas, o una constante curva de aumento de la ganancia, o incluso una operación ganadora. Cada uno parece tener un umbral diferente para cuando el exceso de confianza o la euforia comienzan a tomarse su proceso mental. Y cuando el momento de euforia llega, el trader está en serios problemas.
 

La confianza en si mismo, no es porque el mercado está haciendo que usted se sienta de esa manera, es porque sus creencias y actitudes están alineados de tal forma que le permiten avanzar en una experiencia, asumir la responsabilidad del resultado, y aprovechar la idea que está a disposicn. Usted confía en si mismo simplemente porque está en constante aprendizaje. Por el contrario, si usted tiene miedo, es porque cree que en cierta medida el mercado crea sus resultados, y no al revés. Por ultimo, la peor consecuencia de no asumir la responsabilidad es que lo mantiene en un ciclo de dolor e insatisfacción. Piénselo por un momento. Si usted no se siente responsable de sus resultados, entonces puede asumir que no hay nada que aprender, y puede quedarse exactamente donde está. Usted no va a crecer ni va a cambiar. Como resultado, percibirá los acontecimientos exactamente de la misma manera, y, por tanto, responda a ellos de la misma manera, y obtendrá los mismos resultados insatisfactorios. O bien, puede ser que decida asumir la solución a sus problemas y obtener más conocimiento del mercado. Siempre es buena idea aprender, pero en este caso si no asume la responsabilidad de su actitud y perspectiva, entonces no será capaz de dar buen uso a lo aprendido. Sin darse cuenta, estará usando su conocimiento para evitar la responsabilidad de aceptar sus riesgos. En el proceso, usted terminara creando las cosas que está tratando de evitar, manteniéndolo en un ciclo de dolor e insatisfacción. Sin embargo, hay un beneficio tangible que se puede obtener culpando al mercado de lo que quería y no consiguió: Usted temporalmente puede protegerse de su propia autocrítica áspera. Digo "temporalmente" porque, cuando usted cambia la responsabilidad, usted se priva de lo que usted pudo aprender de la experiencia. Recuerde nuestra definición de una actitud ganadora: una expectativa positiva de sus esfuerzos con una aceptación de que los resultados que usted consigue es un perfecto reflejo de su nivel de desarrollo y lo que debe aprender para hacerlo mejor. Si usted elude la culpa a fin de bloquear los sentimientos dolorosos que son el resultado de los golpes recibidos, todo lo que ha hecho es poner una venda infectada en la herida. Usted puede creer que ha resuelto el problema, pero el problema va a resurgir más tarde, y quizá peor que antes, simplemente porque no ha aprendido nada de estas interpretaciones que se traducirían en una experiencia más satisfactoria. Alguna vez se preguntó por qué dejar dinero sobre la mesa, que es a menudo más doloroso que tomar una pérdida? Porque cuando perdemos, hay cualquier número de formas en que podemos echar la culpa al mercado y no aceptar nuestra responsabilidad. Pero cuando dejamos el dinero sobre la mesa, no podemos culpar al mercado. El mercado no hizo nada, pero nos dio exactamente lo que quisimos, pero por cualquier razón, nosotros no fuimos capaces de interpretar la oportunidad de manera apropiada. En otras palabras, ahora no hay ningún modo de racionalizar el dolor. Usted no es responsable de lo que el mercado hace o no hace, pero si es responsable de todo lo demás que resulte de sus actividades de trading. Usted es responsable de lo que usted ha aprendido, así como de todo lo que no ha aprendido. El camino más eficaz para descubrir lo que usted necesita para tener éxito es desarrollar una actitud ganadora, porque inherentemente es una perspectiva creativa. No solo una actitud ganadora le abre a usted lo que necesita aprender, también le allana el camino de una mentalidad propicia para descubrir algo que aún no ha experimentado. Desarrollar una actitud ganadora es clave para su éxito. El problema para muchos traders es que piensan que ya lo tienen, cuando en realidad aún no lo han desarrollado, o esperan que el mercado lo desarrolle por ellos, y así volverse ganadores. Usted es responsable del desarrollo de su propia actitud ganadora. El mercado no va a hacerlo por usted, y, quiero ser lo más enfático que puedo, ningún análisis podrá compensar el desarrollo de una actitud ganadora, si usted no la tiene. La comprensión de los mercados le dará la ventaja que necesita para crear algunas operaciones ganadoras, pero esa ventaja no le hace un ganador si no tiene una actitud ganadora. Seguramente uno podría argumentar que algunos traders pierden porque no entienden mucho sobre los mercados y, por lo tanto, ellos usualmente hacen operaciones equivocadas. Esto puede sonar razonable, pero mi experiencia ha sido que traders con actitudes perdedoras hacen operaciones equivocadas, sin importar cuánto saben sobre los mercados. En cualquier caso, el resultado es el mismo -ellos pierden-. Por otra parte, los traders con actitudes ganadoras que no saben casi nada a cerca de los mercados, pueden ser ganadores y si saben mucho a cerca de los mercados, pueden recoger aún más ganancias.
Si desea cambiar su experiencia de los mercados de temeroso a confiado, si desea cambiar los resultados de una curva irregular de ganancias a una de constante aumento, el primer paso es aceptar la responsabilidad y dejar de esperar que el mercado le de algo o haga algo por usted. Si resuelve de ahora en delante hacerlo todo usted mismo, el mercado ya no podrá ser su oponente. Si deja de luchar contra el mercado, lo que en realidad significa dejar de luchar contra sí mismo, se sorprenderá de la rapidez con que es capaz de reconocer exactamente lo que necesita aprender y la rapidez con que lo aprenderá. Asumir la responsabilidad, es la piedra angular para desarrollar una actitud ganadora".

Personalmente, no he tirado la toalla, pero he corregido muchos criterios de mi plan de trading que ahora mismo considero erróneos, y he empezado a operar anulando todo aquello que creo me hacía ser un trader inconsistente. Seguramente habrá que seguir corrigiendo cosas, pero he interiorizado en mi mismo que los resultados obtenidos hasta la fecha y los que pueda obtener en el futuro son únicamente responsabilidad mía. Cuando lleve unos meses operando con mi sistema corregido os contaré como me va y cuales son mis resultados. En el camino espero ir corrigiendo mi actitud frente al trading.

No hay comentarios:

Publicar un comentario