sábado, 8 de septiembre de 2012

Ante todo, debemos ser traders responsables.

Nuestro primer objetivo como traders debe ser proteger el capital. Cuesta mucho ganar un salario, y más en los tiempos que corren, como para que lo dilapidemos tradeando como perfectos ludópatas cuando lo que verdaderamente hay que hacer es implementar criterios de rigurosa profesionalidad, y para ser profesionales lo primero es aprender. A esta actividad, no nos podemos acercar como el que se arrima a una máquina "tragaperras". Si en estas, las lucecitas y la música te incitan a seguir jugando, aún sabiendo que la esperanza matemática de estos juegos es negativa para el jugador y positiva para el dueño del artilugio, en el trading, son los brokers los que con su publicidad engañosa animan y persuaden continuamente a que nuevos individuos se incorporen frenéticamente a esta actividad con el gancho de conseguir un dinero de forma fácil y rápida.

Conseguir dinero haciendo trading no es nada fácil, aunque pueda ser posible, y por supuesto, el que lo consigue, no lo hace de forma rápida, necesitamos varios años de entrenamiento para aproximarnos al funcionamiento del mercado y sobre todo, para modelar nuestro comportamiento frente al mismo. Así pues, lo primero que tenemos que hacer es quitarnos de la cabeza que nos haremos ricos en poco tiempo. Al mercado tenemos que llegar con toda la prudencia y cargados con la mayor humildad del mundo y sobre todo, con una idea fija y perfectamente clara: Al abrir la próxima operación solo puedo permitirme perder una cantidad tal, que aún perdiendo muchas veces seguidas (cada uno debe fijar su número a partir de 10), pueda seguir operando y ello no me haya llevado a perder más del 10% de mi cuenta de trading. Este debe ser nuestro máximo draw dwon. Esta debe ser nuestra máxima en trading.

Para poder acercarnos al mercado con ciertas garantías, antes de operar con dinero real, debemos estudiar mucho sobre el tema y leer a muchos y contradictorios autores, aunque luego haya que olvidarse de la mayor parte de las teorías recibidas, ello nos ayudará a encontrar nuestro propio criterio y a partir de aquí, podremos elaborar un plan de trading que se adapte perfectamente a nuestra personalidad y que probado con datos históricos nos arroje una esperanza matemática positiva. Esta será nuestra ventaja, y esta ventaja no la podemos echar a perder con nuestra actitud frente al mercado. Debemos ser metódicos, constantes, disciplinados y, sobre todo, responsables. Esto facilitará las cosas para que nuestra cuenta sume (+) en lugar de restar (-).

Son muchas las dudas que nos sacuden en los momentos de utilizar los stop loss, yo mismo soy un claro ejemplo de ello, pero definitivamente esto debe estar perfectamente claro: Los stop loss están para ser ejecutados cuando tengan que ser ejecutados, este es nuestro paracaídas, nuestra colchoneta, nuestra protección. De esta manera limitaremos las pérdidas y siempre serán las calculadas por nuestro sistema. Perderemos muchas veces, el 50% o más de nuestras operaciones serán fallidas, pero las veces que ganemos, el 50% o menos, deberán cubrir esas pérdidas y nos proporcionaran nuestra ventaja, nuestro retorno, nuestra rentabilidad.

Así pues, antes de ganar, nuestro primer objetivo será no tener pérdidas mayores que las que tenemos calculadas en nuestro sistema de trading y al mismo tiempo debemos familiarizarnos y saber convivir con las pérdidas, pues os aseguro que son parte fundamental de este negocio. Si pensamos desde el primer momento que nuestras operaciones tienen que ser ganadoras porque tenemos un sistema infalible, estamos sentando las bases para dejar todo nuestro dinero en manos de otro, porque desde ese momento no estamos interiorizando que siempre hay que pensar en el peor de los escenarios posibles, es decir, que la operación vaya en nuestra contra una y otra vez. Hay que operar con seguridad y confianza, pero para poder operar con la seguridad y la confianza necesaria, no podemos asumir mayores riesgos que los previstos en nuestro sistema, que, por otro lado, debe estar perfectamente diseñado para, sobre todo lo demás, proteger nuestro factor de producción, nuestra materia prima, nuestra herramienta de trabajo: el capital.  Todo sistema de trading que no contemple el tamaño de la próxima operación, está fallando en su parte más elemental y fundamental: el control del riesgo. Esta parte es la que puede convertir un plan de trading de ganador a perdedor.

La bolsa, podemos entenderla como un juego que puede ser, incluso, hasta divertido. Todo ello si no nos empeñamos en procurarnos mas sufrimiento del debido con nuestra actitud y autosabotaje (decimos que queremos algo y después nos ocupamos de que no suceda). El trading, nos puede proporcionar importantes lecciones sobre los mercados, sobre el comportamiento de las masas y sobre nosostros mismos, sobre nuestras reacciones y sentimientos en situaciones extremas, sobre nuestras fortalezas y debilidades, sobre lo más profundo de nuestro yo. Pero la bolsa, debemos entenderla como un juego de probabilidades en el que el trader debe tratar de ocupar el lugar de la banca y no el lugar del jugador del casino. Con esto quiero decir que nuestro método, a lo largo del tiempo, debe proporcionarnos beneficios; recordemos que tenemos un método con esperanza matemática positiva, y que estos, los beneficios, deberían ser mayores que los que obtendríamos de activos "sin riesgos". Si por el contrario, nuestro método nos aproxima al máximo draw dwon que estamos dispuestos a soportar, debemos revisar el sistema antes de que sea demasiado tarde, pues algo o alguien, y ese alguien solo podemos ser nosotros mismos, no está funcionando como debiera funcionar para poner las probabilidades a nuestro favor.


Operar en la bolsa pensando en términos de probabilidades, nos prepara para aceptar las operaciones fallidas, para operar con confianza, para cortar rápidamente las pérdidas, para dejar correr los beneficios, para no asumir más riesgos que los necesarios y suficientes, en definitiva, pensar en términos de probabilidades nos prepara para ganar. Pero sobre todas las cosas, en nuestra actividad de trading, debemos actuar con responsabilidad y sentido común. Actuar con responsabilidad y sentido común proporcionarán el crecimiento deseado para nuestros ahorros y evitará que caigamos en la banca rota. Para mí, caer en la banca rota, es perder el 10% de mi cuenta.

"Al atardecer de tu vida, te examinarán de amor" dijo San Juan de la Cruz. Nosotros, todos los días, cuando se cierran los mercados y procedemos a estudiar, anotar, reflexionar y preparar la jornada siguiente, deberíamos contemplar entre nuestras tareas la realización de nuestro examen de responsabilidad. Nos tenemos que preguntar en cada momento la siguiente cuestión: ¿Esta decisión que voy a tomar sobre mi actuación en el mercado está cargada con la responsabilidad suficiente como para evitar daños irreparables? 

A modo de resumen y de un post que publiqué hace algún tiempo en este blog sobre la responsabilidad, ser un trader responsable comporta actuar bajo los siguientes principios:
  • Utilizar solo el dinero que no se necesita y no se necesitará nunca.
  • Establecer claramente el nivel de riesgo y no sobrepasarlo, tanto con la utilización de los stop loss como con el tamaño de las posiciones.
  • Revisar continuamente el sistema, analizando tanto las operaciones ganadoras como las perdedoras.
  • Proponerse unos objetivos razonables, en los primeros años un objetivo razonable puede ser no perder parte del capital.
  • No estar pendiente del dinero sino de realizar las operaciones tal como las tenemos diseñadas, esto es lo que nos debe proporcionar satisfacción y no las posibles ganancias.
  • No sobre operar, diseñar un sistema sobre gráficos de al menos cuatro horas. Personalmente utilizo gráficos diarios y practico swing trading, las operaciones pueden durar varios días o semanas.
  • Realiza diariamente tu examen de responsabilidad.
No lo olvidemos: La responsabilidad es la habilidad del ser humano para medir y reconer las consecuencias de un episodio que se llevó a cabo con plena conciencia y libertad. Midamos, reconozcamos y calculemos las consecuencias de nuestras acciones de trading.

1 comentario:

  1. Hola,
    Antes que nada perdon por enviarte este mensaje dentro de este pst, es que no encontre la pagina de contacto en tu blog.

    Estuve mirando tu blog y quería felicitarte por contener material de tan buena calidad, los artículos son muy interesantes y estoy seguro que tu audiencia esta muy satisfecha de esto.
    Mi nombre es Alberto y me gustaría hablar con la persona encargada del sitio web, tengo una propuesta interesante para hacer, si piensas que hay interés por favor envíame el nombre de la persona, dirección del sitio web y email.
    Muchas Gracias
    Albert
    Email: alberto@cambio-divisas.net
    Facebook: http://es-es.facebook.com/people/Alberto-Esteban-Carranza/100003597872674
    Google+: https://plus.google.com/100965091124364263135/posts
    Twitter: https://twitter.com/#!/AlbertitoCarran

    ResponderEliminar