miércoles, 26 de septiembre de 2012

El trading es una carrera de fondo.


     Tu experiencia como trader tiene los días contados si las prisas y la ansiedad, son los protagonistas principales de la puesta en escena de tus operaciones con la pretensión de hacerte rico aceleradamente. Esta es una carrera de fondo. Se tardan años hasta conseguir ser un trader consistente, si antes no has perecido en el intento porque las pérdidas hayan finiquitado tu capital, una herramienta imprescindible para desarrollar nuestra actividad. Decía Kostolany que, "el dinero que se gana en la bolsa es el salario del dolor, primero debes perder dinero y luego comenzarán las ganancias". Para ser un trader consistente, es necesario encontrar una estrategia que funcione y seamos capaces de aplicar porque se adapte como un guante a nuestra personalidad y al mismo tiempo, tenemos que trabajar nuestra psicología para ser capaces de desarrollar nuestro plan de trading sin interferencias emocionales. Y os lo puedo asegurar, encontrar tu estrategia adaptada (plan de trading) y prepararte psicológicamente para la operativa, no se consigue en unos meses.

     Aquel que pretenda ser un trader consistente no puede estar sometido a la presión de tener que ganar un x% al día, mes o año, solo tiene que preocuparse de aplicar fielmente su sistema para que este le revierta todo el potencial de ganancias que el mercado pueda ofrecerle. Si un mes se da peor, otro se dará mejor, si nuestro objetivo tarda en cumplirse más tiempo del previsto, puede que el siguiente objetivo se cumpla antes de lo esperado. Nuestra tarea principal es aplicar con rigor nuestro sistema sin arriesgar más de lo que el mismo sistema contempla y aplicarlo con paciencia y tranquilidad. Decía Mark Douglas que, "los mejores traders se mantienen en el flujo, porque no tratan de obtener nada del mercado, sino que simplemente permanecen atentos para ver que ventaja pueden tomar de lo que el mercado está ofreciendo en cada momento".

     Esto decía Alberto Cardenas en un artículo titulado fluir en el trading, "teniendo en cuenta que las emociones juegan un papel fundamental en nosotros mismos y en definitiva en los mercados, debemos aprender a tomarlas muy en serio, estudiarlas, comprenderlas y en muchos casos controlarlas, para que nos permitan ser efectivos en nuestra operativa. Existe un estado en el cual, parece que este conjunto de fuerzas (emociones), se conjugan de tal forma en el individuo, que permiten llevarlo a verdaderos estados de efectividad. Los operadores que logran alcanzar dicho estado, no están preocupados por las ganancias o por las pérdidas, simplemente fluyen en la operativa cumpliendo una disciplina previamente establecida. El hecho de ganar o perder forma parte del proceso mismo de operaciones. No les tiembla el pulso para dejar correr las ganancias o cortar las pérdidas cuando estas se produzcan".

     Siguiendo con Cardenas, "hacer trading, operar en los mercados es definitivamente un arte. El mismo principio se aplica a los especuladores y traders. Si nosotros nos vemos motivados por sueños de grandeza desmedidos, hacer dinero de forma inmediata y fácil, (cosa que no digo que no pueda ocurrir), es muy probable que fracasemos en nuestra operativa. Debemos por encima de todo aprender a disfrutar de lo que hacemos, esto es parte importante del estilo de vida que nosotros como buenos traders debemos asumir. Y debo decir que la humildad juega un papel importante en esta tarea".

     En definitiva, las prisas por ganar como consecuencia de nuestro estado de ansiedad, están reñidas con la consistencia; y la ansiedad, es una de las emociones que debemos tener bajo control para que nuestro sistema de trading desarrolle todo su potencial y las operaciones fluyan de forma natural en el mercado. El trading podemos dominarlo, y lo podemos hacer fácil, simple y sin estrés; tenemos que ser disciplinados, enfocados y sobre todo, confiados, a pesar de las adversidades por las que podamos atravesar. Para lograr esa confianza, tenemos que predefinir el riesgo antes de entrar en las operaciones. Confiaremos plenamente en lo que hacemos si contamos con un plan de trading de esperanza matemática positiva y controlamos el riesgo que asumimos en cada operación, convencidos de que cualquier cosa puede pasar a nivel de una operación individual, pero teniendo la certeza de que a nivel de un conjunto amplio de operaciones nuestro sistema nos dará resultados positivos y consistentes.

     Hace algún tiempo, reflexioné sobre la ansiedad en un post publicado en este mismo blog. Os dejo el enlace como complemento a la reflexión de hoy, y os puedo asegurar que si en aquellas fechas mi grado de ansiedad operando era excesivo, en la actualidad, aunque he podido reducirlo, no he sido todavía capaz de eliminarlo. El control total de esta y otras emociones nos harán estar en "la zona", ese estado mental apropiado para operar. "Cuando logramos penetrar en dicho estado, el temor, la ansiedad, el optimismo excesivo, enemigos implacables en nuestra operativa, simplemente ceden, y abren paso a un sentimiento de seguridad natural que permite fluir junto al mercado. Lo cual no quiere decir dejarse llevar por él". 

     Os dejo unos consejos para entrar en la zona, estos son referidos al deporte pero de igual manera pueden aplicarse a la actividad del trading.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario