jueves, 1 de septiembre de 2011

EL VALOR DE LA PACIENCIA

En los momentos difíciles es donde se demuestra lo que tenemos de profesional en cualquier actividad que desarrollemos en la vida. Viene esto a cuento de que en estos momentos nuestro sistema no nos permite comprar más de una posición por que tenemos agotada nuestra bolsa de riesgo.
Es posible que ante el actual repunte de la bolsa, el cuerpo nos pida estar comprado con más posiciones, pero sencillamente, no es posible y no podemos plantearnos otra cuestión.

Siempre nuestras actuaciones deben estar acordes con nuestra situación y de la misma manera que una persona con medios económicos limitados no se plantea comprar un palacio para vivir, nosotros, con la bolsa de riesgo machacada, no podemos plantearnos comprar más allá del mínimo que tenemos establecido hasta que los beneficios nos lo permitan. Ese mínimo establecido es 1/20 de nuestro capital y solo aumentaremos posiciones cuando hayamos obtenido beneficios para hacerlo. En nuestra estrategia conservadora, queremos proteger el capital al máximo y arriesgar solo parte de los beneficios obtenidos.

Es aquí donde entra la Santa Paciencia para que hagamos en cada momento lo que, según nuestra situación,  podamos hacer y no dejarnos llevar por nuestras emociones o sentimientos.

En definitiva, de la misma manera que una racha de operaciones con pérdidas nos ha quitado la posibilidad de estar comprado, debemos esperar a que una racha de operaciones ganadoras nos permitan ir aumentando nuestras posiciones. 

En otras entradas de este blog, ya hemos dicho que nuestro sistema lo hemos diseñado para que el ratio ganancia/pérdida no esté por debajo de 2. Esto quiere decir que las ganancias acumuladas en las operaciones ganadoras deben sumar el doble que las pérdidas acumuladas en las operaciones perdedoras. Para que ello sea posible, necesitamos establecer que de las operaciones ganadoras hemos de preservar el 50% de las ganancias obtenidas y con el otro 50% debemos cubrir las operaciones perdedoras y crear lo que hemos dado en llamar la bolsa de riesgo. Podemos entrar en discutir si somos demasiado conservadores o no al preservar el 50% de las ganancias, pero lo que no podemos hacer una vez definido lo que deseamos obtener con nuestro sistema de trading, es cambiar las reglas de juego cuando estamos en el campo. En estos momentos volvemos a necesitar a Santa Paciencia para poner orden y sosiego en nuestras actuaciones.



No hay comentarios:

Publicar un comentario