sábado, 28 de enero de 2012

Cuando no acaba de funcionar la estratégia: ¡Paciencia!

En nuestro sistema de trading, la estrategia de entrada y salida de las posiciones, así como el riesgo que debemos correr con las mismas, las tenemos perfectamente definida y ninguna de nuestras acciones a realizar queda a merced de la improvisación.

En muchas ocasiones, el desarrollo de dichas estrategias no ocurren como esperamos o tardan mas tiempo de lo deseado en desarrollarse. Las ansiedades del trader no son importantes para los caprichosos vaivenes de la bolsa, esta tiene su ritmo particular.

En esta situación lo único que el trader debe hacer es tener paciencia y no cambiar las normas que nos hemos establecido, sino todo lo contrario, actuar según el guión que tenemos previsto. Solo actuando de esta manera, podemos sacar partido a nuestro sistema en el largo plazo, la improvisación está saturada de emociones que impedirán hacer rentable nuestro trading a lo largo del tiempo.

Viene esto a cuento, de que en mi operativa, tengo posiciones actualmente abiertas que han pasado varias veces de perdedoras a ganadoras y viceversa, pero ninguna de ellas se ha cerrado porque no han llegado a los límites que el sistema de salida tiene establecido. Es posible incluso, que lleguen a cerrarse con la perdida máxima establecida, pudiendo haber salido con ganancias, pero esto no lo podemos estar cuestionando en cada operación. La operación se abre cuando llega a su nivel para abrir y se cierra por la misma causa, y no hay más.

Plantearse operar de forma subjetiva nos llevará a la ruina y no bebemos caer continuamente en la tentación de cerrar operaciones cuando hayan ganado una pequeña cantidad de dinero, porque las perdidas de las operaciones fallidas mermarán continuamente nuestra cuenta de trading.

No olvidemos que el trading debe ser una actividad intelectual y no una actividad pasional, debe ser manejado con la cabeza y no con el corazón. En este negocio, el corazón lo utilizaremos para darle fuerza a nuestra sesera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario