sábado, 17 de marzo de 2012

CUANDO EL MERCADO NO NOS DA LA RAZÓN

Hablando del Euro Stoxx,  no cabe ninguna duda, que estamos en tendencia alcista desde finales de noviembre. Cuanto durará esta y que alcance tendrá, evidentemente no lo sabemos, pero es necesario que nuestras estrategias se adapten a lo que se está dando en el mercado. Es decir, tenemos que operar pensando que tenemos una tendencia alcista.

Partimos de que tenemos abiertos cinco contrato largos y que llegado un nivel determinado en nuestro plan de trading, hemos comenzado a adquirir contratos  cortos por que esperamos una corrección. La bolsa, que es caprichosa y hace lo que estima por conveniente, sin pedirnos opinión alguna y sin importarle lo que a nosotros nos interesa, ha seguido subiendo y subiendo hasta el punto de que se han completado un nuevo ciclo con otros diez contratos cortos y otros diez nuevos contratos largos, que supone un saldo neto de cinco contratos largos. Digamos que esta es nuestra situación actual y que nuestro nivel de riesgo no nos permite tener más de cinco contratos netos abiertos. Excepcionalmete, podremos superar este máximo con contratos largos, si la bolsa es alcista y con contratos cortos si la bolsa es bajista. ¿Como deberemos actuar?

Imaginemos que la bolsa sigue subiendo. A los niveles indicados en nuestro plan de trading, seguiremos adquiriendo nuevos contratos cortos hasta que, en el peor de los casos, completemos un nuevo ciclo de diez contratos cortos cerrados con diez contratos largos. El saldo neto es de cinco contratos que es el máximo que podemos tener abierto. Nuestra situación actual es que tenemos abiertos 25 contratos largos y 20 contratos cortos.

Si comienza la corrección, saldremos de los últimos 10 contratos entrados en largo, transformando el saldo que teníamos de 5 contratos en largo a cinco contratos en corto, cosa que nos interesa dado que el mercado ha reacionado como esperábamos. Al comenzar la corrección, nuestro sistema ya nos está dando el punto de salida y daremos las ordenes necesarias para deshacer todas las posiciones que se hayan adquirido por encima de este último punto y las que compensan a las anteriores, dejando vivas las que no cumplan esta condición. Estas podrán deshacerse si la corrección sigue profundizándo, dejando abiertas las operaciones en largo, no olvidemos que estamos en tendencia alcista y tenemos posibilidades de recuperar parte del camino desandado cuando la tendencia vuelva a retomarse. Si la corrección no profundiza y los precios retoman la senda alcista, deshacemos todas las posiciones cortas y las largas que las compensan y seguiremos con los cincos contratos largos que teníamos.

Tenemos cinco contratos cortos netos y sin embargo tenemos un montón de contratos abiertos que nos pueden ser muy perjudiciales, de hecho durante su apertura y recorrido ya nos han producido más pérdidas de las que teníamos programadas en nuestro sistema. ¿Porque nos ha ocurrido esto?. Sencillamente, porque cuando diseñamos nuestro plan de trading, no fuimos capaces de contemplar la posibilidad de que algunas subidas o bajadas son más obstinadas que de costumbre y requieren de más de un ciclo de entradas, cortas o largas.

Así pues, nos vemos asumiendo un riesgo excesivo por un mal diseño. Me explico: Partiendo de que teníamos cinco contratos lagos, que son los que podemos tener siguiendo la tendencia alcista, cuando empezamos a entrar con contratos cortos, esperando una corrección, no debemos entrar con el doble de los contratos que tenemos dentro pensando que pronto corregirá y que como mucho realizaremos un ciclo de adquisiciones, pues puede que esto no sea así, como así no ha sido y vernos en una situación no deseada de pérdidas y riesgo excesivo.

Hemos aprendido una lección y debemos rediseñar nuestro plan: Cuando realicemos adquisiciones para aprovechar una posible corrección de la tendencia que llevamos, no entraremos con el doble de posiciones que tenemos dentro sino con las mismas. Esto evitará correr un riesgo no permitido y en consecuencia pérdidas no previstas.

Cuando nos de por acelerar, pensando que así llegaremos antes, es bueno tener presente una frase de Peter Lynch, que me hizo llegar uno de mis hijos : La gente no tiene paciencia para enriquecerse lentamente. En lugar de ello, decide arruinarse rápidamente. Para tenerla presente la he puesto como frase del día en este blog.

Esperemos que nosotros no volvamos a ser impacientes y que este error sea siempre del pasado y no vuelva a repetirse. Ello demostrará que este blog, donde reflexionamos sobre nuestra operativa y nuestro sistema, al menos nos sirva para ir mejorando dia a dia ambas cuestiones. Solo por esto, y no es poco, estaría más que justificada su existencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario